Oldest-Person-Chitetsu-Watanabe-Thumbnail1

Chitetsu Watanabe de Niigata, Japón, fue confirmado oficialmente como el hombre vivo más longevo del mundo con 112 años y 344 días hasta el día 7 de febrero de 2020.

Para conmemorar esta noticia, el Sr. Watanabe fue presentado con un certificado oficial de Guinness World Records en el hogar de ancianos en Niigata, en donde reside actualmente.

Nacido el 5 de marzo de 1907, en Niigata, Chitetsu es uno de ocho hijos de Haruzo y Miya Watanabe. Luego de graduarse de la escuela de agricultura, Chitetsu se mudó a Taiwán para trabajar en Dai- Nippoon Meiji Sugar para ayudar con los contratos de plantación de caña de azúcar.

Chitetsu (centre) at a sugar cane farm

Durante los 18 años que vivió en Taiwán, Chitetsu se casó con Mitsue, y cuatro de sus cinco hijos nacieron allí. El Sr. Watanabe también sirvió en el ejército hacia el final de la Guerra del Pacífico en 1944.

Family photo before leaving for war

Luego de la guerra, Chitetsu volvió a su pueblo natal, Niigata. Conforme a Yoko Watanabe, esposa de Tetsuo, el primer hijo de Chitetsu, éste fue uno de los tiempos más difíciles para la familia. "Ambos, Chitetsu y Tetsuo me dijeron que llegar a lugares en busca de comida era una constante lucha. Tener que vivir bajo esas circunstancias, con cuatro niños pequeños, debió ser difícil ", espresó Yoko. 

Una vez de vuelta a su ciudad natal en Niigata, Chitetsu trabajó en una oficina agrícola- una sucursal de la oficina de la Prefectura de Niigata- hasta su jubilación.

La jubilación no detuvo a Chitetsu de tener una vida activa. En 1974, su hijo Tetsuo formó un nuevo hogar para su familia, el cual tenía cerca una hectárea de granja. Chitetsu, quien también se mudó con Tetsuo, cultivó frutas y verduras de todo tipo, desde papas, tomates, fresas, ciruelas y similares en la granja. ¡Y así continuó hasta los 104 años!

Oldest-Person-Chitetsu-Watanabe-2

Chitetsu también cultivó bonsái hasta el día en que fue enviado al hogar de envejecientes. De acuerdo con Yoko, el Sr. Watanabe tenía más de 100 árboles bonsái, los cuales fueron presentados en una exhibición local hasta el 2007.

At Joetsu City Senior Exhibition (2005) with the mayor of Joetsu City and the chair of the Elderly Association

Debido a que por muchos años Chitetsu trabajó en compañías de azúcar, le encantan las comidas dulces. El azúcar negra es su favorita, pero desde que perdió sus dientes, disfruta de aquellos dulces que no requieren ser masticados, sino más bien pastelería, tal como el flan o la crema adentro de un chou à la crème.

Chitetsu dijo en una entrevista con un periódico local en enero de 2019 que el secreto de la longevidad es “no ponerse furioso y siempre tener una sonrisa en el rostro”. Más adelante, Yoko explicó:

"He vivido con él durante más de 50 años, y nunca lo he visto alzar la voz o enojarse. Él también se preocupa por los demás. Cuando estaba trabajando en mi pasatiempo de retazos, él fue el que más elogió mi trabajo. Creo que haber vivido con una gran familia bajo un mismo techo, mezclarse con sus nietos y bisnietos también lo ayudó a mantener una sonrisa en su rostro."

Ahora que vive en un hogar, Chitetsu no es tan activo como antes. Sin embargo, tan reciente como el último verano, su actividad diaria incluía hacer ejercicios (como parte de la rehabilitación), origami, caligrafía y ejercicios de matemáticas.

Chitetsu tiene cuatro años menos que el poseedor del título de récord de el hombre más viejo de todos los tiempos, Jiroemon Kimura (Japón), quien nació el 19 de abril de 1897 y murió a la edad de 116 años y 54 días el 12 de junio de 2013.

Kane Tanaka, actualmente la mujer más longeva viva, celebró sus 117 años en enero de este año.