En el programa británico Good Morning Britain, el centenario británico Jack Reynolds se ha convertido en la persona más anciana en subirse a una montaña rusa. 
 
Demostrando que nunca es demasiado tarde para romper una marca mundial, el bisabuelo de Chesterfield, Reino Unido rompió el récord en su cumpleaños número 105 para recaudar fondos para la ambulancia aérea en su ciudad.
 
Jack Reynolds 
 
Él subió al Twistosaurus de Flamingoland en Malton, Inglaterra sin temor alguno.  
 
 
“¡Todo bien! Ya voy a subirme de nuevo,” dijo Jack después del intento. 
 
Mark McKinley, un adjudicador oficial de Guinness World Records estuvo presente para verificar el récord. Al finalizar el trayecto le entregó su certificado oficial.  
 
 
No es la primera vez que Jack Reynolds ha roto un récord de edad. El año pasado se convirtió en la persona con más edad en hacerse su primer tatuaje.
 
Oldest man tattoo collage
 
 
Aunque Jack tiene 105 años, todavía es joven de espíritu.